Percepciones de la TdP en la Región

Esta región es un punto de destino de victimas provenientes de las regiones de Pasco, Ucayali y Huánuco, así como corredor hacia la costa norte del país. Por otro lado la selva central constituye un lugar de captación y destino de adolescentes y mujeres. En Junín existirían rutas internas de trata, cada una de ellas con una demanda específica, es decir, mientras que en Huancayo la demanda está orientada a la explotación laboral por medio del padrinazgo  y destinada al trabajo infantil, en la selva central la demanda estaría orientada a la explotación sexual.

Según el Registro Estadístico de Trata de Personas y Afines de la Policía Nacional del Perú (RETA –PNP), la DIRTEPOL VIII que corresponde a la región Junín y Huancavelica, tiene registrado en el periodo 2004 hasta abril de 2012, sólo 04 casos de trata de personas para esta región. Para el 2012, el Instituto Nacional Penitenciario del Ministerio de Justicia indica que la región Junín tiene en total 10 personas recluidas por delito de trata de personas, de los cuales 8 son procesados y 2 han sido sentenciados. Siendo el 60% de las personas detenidas del sexo femenino.

La Lucha contra la TdP

La región Junín cuenta con una Mesa Interinstitucional de Lucha contra la Trata de Personas conformada el año 2011, conformada por entidades del Estado y la Sociedad Civil. Desde la Mesa se coordina con la Región, de quien si bien ha recibido apoyo logístico para su organización, no ha designado presupuesto para abordar adecuadamente la problemática. El Grupo Multisectorial de lucha contra la trata de personas en su informe del año 2012 señala que en materia de prevención y persecución del delito, así como asistencia y protección de víctimas se han realizado acciones de sensibilización y capacitación.

En una entrevista con María Vilchez, representante de la ONG Redes, informa que uno de los principales problemas en la región es el desconocimiento del delito, incluso a pesar de que este es considerado en los lineamientos estratégicos del trabajo regional y nacional. El delito aún no es reconocido, sobre todo en las instancias que tienen relación directa con él, por ejemplo los operadores de justicia, la policía, o instancias donde se puede recibir las denuncias de violencia, o se pueda atender a las niñas víctimas del delito, como los Centros de Emergencia

La región presenta principalmente casos de explotación sexual y laboral. Y es considerada como zona de tránsito, sin desconocer la existencia de zonas de explotación y captación también. En los medios se denuncia que en las zonas de la región existe explotación en ladrilleras y producción de adobes, principalmente explotación infantil, captados de las zonas aledañas. Los lugares señalados son San Agustín de Cajas y la Selva Central.

Rutas de TdP    

  • Huánuco – Cerro de Pasco - La Oroya
  • Huánuco – Huancayo – Cerro de Pasco
  • Satipo – Chanchamayo – Huancayo
  • Satipo – Chanchamayo – La Oroya (Doe Run, asentamiento minero)
  • La Merced – Huancayo – Lima
  • Satipo – Chanchamayo – Lima
  • Jauja – Huancayo (interior de la región)

A Huancayo llegan adolescentes que son de la sierra central (Huánuco, Tingo María) se quedan en Junín como zona de paso por un tiempo, y luego son llevadas a Cerro de Pasco, La Oroya. En los casos de explotación en la selva, las víctimas son captadas en las comunidades nativas.   En Huancayo se reconocen como sitios de captación a través de falsas ofertas de trabajo como son el Parque infantil y el Mercado modelo.  A través del monitoreo de medios se denuncia la ruta Satipo - Pichanaki como muy utilizada por las mafia de tratantes,

Así mismo, como principales zonas de captación se señalan a las ciudades de Huancayo y Selva central (Chanchamayo y Satipo). Un estudio realizado por la ONG Redes en el año 2009 detectó 40 locales clandestinos sólo en Huancayo, ahora se percibe que se han incrementado en zonas donde no existían este tipo de locales.

Veeduría.

Nos acompañan en este proyecto:

VEEDURIA MIRADA CIUDADANA