Percepciones de la TdP en la Región

Cusco es la tercera región con mayor cantidad de casos de trata de personas registrados por el Ministerio Público y la primera región de procedencia de víctimas en el Perú. En la región las provincias con más casos registrados de trata son Cusco  (26%) y Espinar (15%), y dentro de estas las finalidades de la trata que predominan son, la trata con fines de explotación laboral (43%),  la trata con fines de explotación sexual (37%) y la trata con fines de mendicidad (17%).  

Según el Registro Estadístico de Trata de Personas y Afines de la Policía Nacional del Perú (RETA – PNP), la DIRTEPOL X que corresponde a las regiones de Cusco y Madre de Dios, registra en el periodo 2004 hasta abril de 2012, un total de 84 casos de trata de personas, registrándose en Cusco 53 casos. Sin embargo desde el 2012 no se han reportado estadísticas del sistema RETA.

De otro lado, de acuerdo al Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público, en el 2013 hubo 28 denuncias de casos de trata de personas, lo que representa el 6.1% del número a nivel nacional. Estas denuncias implican a 43 presuntas víctimas y 36 presuntos implicados. Por otro lado, la Dirección de Trabajo y Promoción del Empleo (DRTPE) de Cusco, denunció a  un medio de comunicación en el 2013, la explotación laboral de cinco ciudadanos indios en la  ciudad de Cusco por un compatriota suyo. 

Un estudio de la Dirección de Salud Ocupacional de la Dirección de salud de Cusco, reveló que 180 niños en la región eran explotados y laboraban en pésimas condiciones. La explotación laboral de menores se registraron principalmente en Cusco y las capitales de las provincias de La Convención (Quillabamba), Canchis (Sicuani) y Chumbivilcas (Santo Tomás). Las víctimas más pequeñas, entre 4 y 6 años, habían sido abandonados por sus padres y estaban a cargo de sus familiares y terceros, quienes los obligaban a trabajar a cambio de alimentación y alojamiento, trabajando entre 8 y 12 horas sin remuneración.

Rutas de TdP

En el año 2010, una encuesta realizada por CHS Alternativo recoge que las provincias de Cusco y Espinar como las zonas que presentan mayor número de casos de trata de personas e identifica como corredores: Arequipa – Apurímac – Cusco – Madre de Dios; La Convención (Cusco) – Madre de Dios y Espinar (Cusco) – Puno. En varias investigaciones periodísticas que denuncian la presencia de trata de personas en Madre de Dios y Puno, dan fe de las rutas señaladas líneas arriba, ya que muchas de las víctimas son captadas en la región de Cusco, bajo falsas ofertas de trabajo.

Las autoridades de la región presentes en aquél  entonces, se comprometieron a supervisar el traslado de menores de edad en la ruta Urcos –Madre de Dios, reconocida como principal vía de traslado de víctimas a bares, cantinas, locales  nocturnos y canteras de la zona minera informal de Madre de Dios.

Para tener en cuenta

  • Las condiciones de extrema pobreza de muchos distritos de la región, los pone en riesgo frente a las redes de tratantes. Sumado a esto, el bajo conocimiento de la población sobre el delito y el mediano conocimiento por parte de sus autoridades.
  • El rubro de servicios en la región, debido al turismo, genera una alta demanda de trabajadores de servicios sin profesionalización, como meseros, recepcionistas, vendedores, personal de limpieza. Esto forja el ideal de trabajo en las comunidades alejadas a la ciudad, siendo esta situación aprovechada por las redes de trata.
  • Cusco es una de las regiones con mayor número de casos de trata de personas y forma parte del denominado Corredor comercial sur de víctimas de trata de personas: Puno –Arequipa – Cusco y Madre de Dios.

 

La región presenta una arraigada cultura del padrinazgo y madrinazgo, dejando a los menores de edad es situaciones de riesgo. La presencia de minería informal en la región y zonas aledañas contribuye en la existencia del delito de trata de personas

Veeduría.

Nos acompañan en este proyecto:

VEEDURIA MIRADA CIUDADANA