Percepciones de la TdP en la Región

Piura es la séptima región con mayor cantidad de casos de trata de personas registrados por el Ministerio Público y la décima región de procedencia de víctimas en el Perú. En la región las provincias con más casos registrados de trata son Paita  (18,6%) y Piura (18,6%), y dentro de estas las finalidades de la trata que predominan son, la trata con fines de explotación laboral (42%), la trata con fines de explotación sexual (41%) y la mendicidad (11%).  

De igual manera, la minería informal es una de las actividades extractivas que más afecta a la región de Piura ya que no solo repercute negativamente en el medio ambiente, sino que perpetúa prácticas ilegales como la trata de personas, prostitución o explotación laboral de menores. Al mover cantidades exorbitantes de dinero, en la mayoría de casos se crean mafias alrededor de esta práctica que ejercen la captación y traslado de las víctimas (que en su mayoría son menores), vulnerando todos los controles que deben existir para el traslado fluvial y terrestre de menores.

Tal es así, que se ha formado el llamado “Corredor Norte”, cuyo traslado de víctimas inicia en Iquitos-Yurimaguas, trasladándolas vía terrestre a Amazonas, Bagua y posteriormente a Cajamarca y Lambayeque, en donde se distribuyen a Piura o Tumbes. Sin embargo, toda esta red de captación y traslado y explotación de víctimas no existiría si en la región de Piura no operara una industria extractiva tan rentable como ilegal como lo es la minería informal. En este sentido los daños no se circunscriben a los ecológicos y laborales, sino que también contemplan al sector laboral. La figura de explotación en Piura generada por la minería ilegal, nace desde la captación mediante el engaño a las potenciales víctimas en diversas zonas del país, luego el traslado, sea vía fluvial o terrestre, y se cierra el círculo con la explotación.

Las rutas de la TdP

Según lo manifestado en la publicación "La percepción de la trata de personas en el Perú", las provincias de Paita, Piura, Talara y Sullana, serían parte de un corredor subregional norte: Lambayeque-Piura-Tumbes, que operaría como origen, tránsito y destino de víctimas.

Asimismo, CHS Alternativo menciona que la ausencia de controles en el traslado fluvial terrestre ha convertido al denominado corredor norte en la vía de tránsito predilecta para los tratantes, y tiene como origen Iquitos, desde donde las víctimas son trasladadas en lanchas hasta el Puerto de Yurimaguas por los ríos Amazonas, Marañón y Huallaga.

Desde Yurimaguas son trasladadas por vía terrestres a través de San Martin hacia Amazonas, con destino a Bagua Chica y Bagua Grande; así como a Cajamarca con destino a Jaén. Para posteriormente ser llevadas a Lambayeque y finalmente distribuidas a Piura y Tumbes en el norte del país. A lo largo de dicho trayecto existen bares, cantinas y locales nocturnos donde las víctimas son explotadas laboral y, sobre todo, sexualmente.










Veeduría.

Nos acompañan en este proyecto:

VEEDURIA MIRADA CIUDADANA